Imagen Top
Enciclopedia del Tango
 
Costumbres
El Teatro

En los años veinte el teatro crece hasta límites insospechados, tanto en salas como en representaciones, actores y espectadores, generando inclusive la necesidad de una crítica especializada.

Hay una base inicial de teatro español, que de a poco se va argentinizando, primero serán los autores los que aportarán obras de neto contenido local, quedando en manos de artistas extranjeros la representación de las mismas. Luego, sobre todo a partir del aporte de los Podestá, aparecerán elencos de actores nacionales que tendrán a su cargo los distintos papeles, creándose de esa manera un verdadero teatro argentino.

Como de a poco se fue ampliando la platea con la incorporación de nuevos públicos –será la constante de todas las actividades culturales -, que a su vez exigió nuevas formas expresivas, este teatro argentino con autores y actores nacionales, cumplió acabadamente con las demandas de ese tiempo.

En la mayoría de las obras de teatro de los años veinte, en casi todas sus expresiones, está presente el tango, el tango a su vez utiliza el teatro como apoyo para comunicarse con un público que lo va conociendo desde la platea.
Según consigna Pujol en su libro  Valentino en Buenos Aires, la música como tema del teatro nacional acompaña las transformaciones de la sociedad porteña, pasando de la dicotomía ciudad-campo, a la sociedad de masas de los tiempos yrigoyenistas.

La influencia de los medios de comunicación y las nuevas formas del espectáculo, retratan, a la vez que modifican, pautas de comportamiento de vastos sectores de la población.

Un espacio importante en esa tarea de reflejar los cambios de la sociedad lo ocupa el sainete, heredero directo de lo que se llamó el teatro por secciones, es decir el género chico español, que fue llamado de esa forma para diferenciarlo del teatro clásico.

El teatro tradicional solía durar en sus representaciones hasta tres o cuatro horas, cuando en Madrid se dieron cuenta que existía un público que sólo tenía una o dos horas libres para presenciar las actuaciones,  decidieron crear los teatros por secciones, con una historia breve en cada una de esas secciones. Este género chico trasladado a la Argentina, con nuestros autores creando obras plenas de color local, con los chulos reemplazados por gauchos primero y arrabaleros después, con el lunfardo sustituyendo al caló, tal vez con la misma música pero con letras que relatan nuestra realidad, con actores criollos sustituyendo a los elencos hispanos dará nacimiento al sainete, expresión genuinamente argentina.

A través de este género puede seguirse la carrera del tango, desde la danza inicial con la pareja enlazada, altamente rentable para el negocio prostibulario y para los productores de la vida nocturna, hasta su integración en una sociedad cosmopolita, que ha encontrado en él, un lenguaje común que le ayuda a superar su diversidad cultural. De alguna manera puede decirse que el sainete es el vehículo del tango, a tal punto es válida esta afirmación que una importante cantidad de ellos fueron compuestos o estrenados en estas representaciones.

La obra que, casi sin excepciones, es considerada por la mayoría de los estudiosos como el primer tango canción, “Mi noche triste” escrita por Pascual Contursi,  sobre una música existente de Samuel Castriota, aunque tuvo un estreno previo, se cantó en el sainete “Los dientes del perro” de José González Castillo y Alberto T. Weisbach, en el año 1918.

La lista de tangos que a continuación detallamos y que en muchos casos  mantienen su vigencia, permite comprobar la estrecha relación entre ambas expresiones de nuestra cultura:

  1. Milonguita de Linnig y Delfino se estrenó en el sainete Delikatessen Haus del año 1920
  2. La copa del olvido de Vacarezza y Delfino se estrenó en el sainete “Cuando un pobre se divierte” del año 1921
  3. El patotero sentimental de Romero y Jovés se estrenó en el sainete “El bailarín del cabaret” del año 1922
  4. Melenita de oro de Linnig y Geroni Flores se estrenó en el sainete “Milonguita” del año 1922
  5. Polvorín de Romero y José Martínez se estrenó en el sainete “El gran premio Nacional” del año 1922
  6. Nubes de Humo de Romero y Jovés se estrenó en el sainete “Patotero, Rey del bailongo” del año 1923
  7. Griseta de González Castillo y Delfino se estrenó en el sainete “Hoy trasmite Ratti Cultura” del año 1924
  8. La cabeza del italiano de Bastardi y Scatasso se estrenó en el sainete “Cristobal Colón en la Facultad de Medicina” del año 1924
  9. La mina del Ford de Contursi, Del Negro y Scatasso se estrenó en el sainete “Un programa de cabaret” del año 1924
  10. La última copa de Canaro y Caruso se estrenó en el sainete “La última copa” del año 1925
  11. La ha visto con otro de Contursi y Scatasso se estrenó en el sainete “Los distinguidos reos” del año 1926
  12. Tiempos viejos de Canaro y Romero se estrenó en el sainete “Los muchachos de antes no usaban gomina” del año 1926
  13. Ventanita de arrabal de Contursi y Scatasso se estrenó en el sainete “Caferata” del año 1927
  14. Seguí mi consejo de Trongé y Merico se estrenó en el sainete “Musolino” del año 1928
  15. Palermo de Villalba y Braga se estrenó en el sainete “El bajo está de fiesta” del año 1929

   En el sainete, además del tango, el pueblo encontró el cabaret, todas las obras incluían un cuadro con una representación del mismo y el hombre común, que no tenía acceso al cabaret, fundamentalmente por razones económicas, lo descubrirá a través del sainete.

Las giras de las compañías francesas: Bataclán, Mistinguette, Chevalier y otros, generan en el público local el gusto por esa nueva forma de espectáculo y la necesidad de satisfacerlo.

Paulatinamente, el sainete será reemplazado por la revista, primero criolla y luego porteña. Los intérpretes de tango, principalmente los cantantes, tendrán allí un seguro lugar de actuación. También la revista hizo su contribución fundamental a la difusión del tango, algunas de las obras estrenadas en revistas musicales se detallan a continuación:

  1. Viejo Rincón de Cayol y de los Hoyos se estrenó en la revista “Me gustan todas” del año 1925
  2. Noches de Colón de Cayol y de los Hoyos se estrenó en la revista “En el Maipo no hace frío” del año1926
  3.  Sonsa de Emilio Fresedo y de los Hoyos se estrenó en la revista “Las alegres chicas del Maipo” del año 1926
  4. Aquel tapado de armiño de Romero y Delfino, se estrenó en la temporada de revistas del teatro Sarmiento del año 1928
  5. Portero, suba y diga ... de Amadori y de Labar se estrenó en la revista “Juventud divino tesoro“ del año 1928
  6. Qué querés con ese loro de Romero y Delfino se estrenó en la temporada de revistas del teatro Sarmiento del año 1928

Libro: De Yrigoyen a Pugliese. La sociedad, el hombre común y el tango

Autores: Alejandro Molinari-Roberto Martínez-Natalio Etchegaray

Recomendados
Libros Recomendados
tapa_muj.jpg
Foro Argentino
de Cultura Urbana
ECU
SITIO
Inicio
Quienes Somos
Novedades
Contacto
EDUCACION
Capacitación Docente
Editorial
Seminarios
Facurbana TV
COMUNIDAD
Facebook
Twitter