Imagen Top
Enciclopedia del Tango
 
Personajes
Carlos Gardel: Idolo o mito
Carlos Gardel: Idolo o mito

 Hay veces que algunos conceptos se confunden, la deformación idiomática de que suelen hacer gala los llamados "comunicadores" ayuda mucho en esto. Es entonces que se toma, vuelvo a decir, confundiendo los términos, como sinónimos a ídolo y mito.

La palabra ídolo significa: "imagen de un falso Dios al cual se adora", por lo tanto encierra un sentido claramente negativo. En el caso de aplicarse a personajes reales, como por ejemplo artistas, deportistas o políticos, equivale a aquellos que brillaron por poco tiempo, que son productos de circunstancias o de transitorias modas. Hay vastos ejemplos de este comportamiento.

Pero, sin lugar a dudas, no podemos colocar a Carlos Gardel  en esta categoría, ya que hoy, a más de 70 años de su desaparición, hablamos sobre él, observamos recuerdos, fotos, objetos lo cual no sería concebible si se tratara de una moda circunstancial, de un ídolo.

Es por eso que preferimos hablar de Gardel como un mito, es decir una figura en la que el tiempo en lugar de sepultarlo en el olvido, lo agrande, lo agiganta, lo estiliza, lo convierte en arquetipo, en símbolo. Y si en la antigüedad los mitos estaban ligados a lo religioso, a lo sagrado, en las épocas modernas este comportamiento se ha transferido a personajes reales, más concretos, más cercanos al hombre común. Y la pregunta obvia, sería: ¿cómo se generan estos mitos modernos?¿Qué condiciones debe reunir el personaje en cuestión para transformarse en mito?. Umberto Ecco, dice que alguien se convierte en un héroe mítico cuando sobre su imagen convergen, se proyectan las aspiraciones y tendencias de toda una comunidad en un momento histórico determinado. Y Gardel estuvo en el momento justo y en el lugar preciso. Fue el emergente de lo que Homero Manzi llamó: "el hombre nuevo de la patria vieja".

La Argentina que Gardel vive es un país en un profundo proceso de transformación, de tal forma que es imposible para cualquier estudioso, o simplemente interesado en la historia de nuestro país, soslayar o no tomar en cuenta en toda su magnitud el fenómeno de la inmigración masiva que produce un quiebre tanto temporal como espacial de la Argentina. Tenemos un país antes y otro después de la inmigración y además este proceso profundizará la fragmentación geográfica: nuestro país quedará dividido en dos partes en función de la magnitud del flujo inmigratorio.

Gardel y el tango canción, que él inventó e impuso funcionan como el aglutinante, como el vehículo usado por la cultura popular que partiendo de los hitos plantados por la poesía gauchesca y el Martín Fierro, siguiendo por el Circo Criollo y Juan Moreira, los payadores, llega al primitivo tango y va creciendo junto con la participación política y social, desembocando prácticamente en el mismo momento en la democracia y el tango canción. Jorge Luis Borges* decía respecto de la poesía gauchesca: "La vida pastoril ha sido típica de muchas regiones de América, desde Montana y Oregón, hasta Chile, pero estos territorios, hasta ahora, se han abstenido de redactar el "Martín Fierro"". Gardel inventa el tango canción, crea la forma de interpretar el tango y parafraseando a Borges podríamos decir que hay muchas grandes ciudades en el mundo, pero en ninguna apareció algo como el tango y Gardel.

Como ya expresamos, y seguramente reiteraremos varias veces, ya que no hay otro modo de decirlo, Gardel inventó la manera de cantar el tango. Y además nadie lo cantó mejor que él. La letra del tango canción proviene de los payadores. Ellos fueron perfilando, quizá sin darse cuenta, la fisonomía definitiva de la cancionística tanguera. José Betinoti constituye un ejemplo claro de este proceso de transformación desde la payada verseada en algún peringundín hasta llegar a letras elaboradas como "Pobre mi madre querida" o "Tu diagnóstico".

Y de esta vertiente payadoril saca el tango la principal característica de sus primeros tiempos: su individualismo, su canto en primera persona, su nostalgia. De la payada el hombre de la ciudad toma el hecho de cantar sus penas, sus desencantos, sus emociones. Por eso dice el Dr. Luis Sierra que: "el tango no es triste, es serio".

  Y reafirmando estos conceptos tenemos que  los dos pilares donde se apoya el tango canción vienen fuertemente influenciados por el canto del payador. Pascual Contursi era un payador urbano, que acoplaba versos propios a composiciones existentes, captando lo que Carriego llamó "el alma del suburbio", y de esta manera fue creando los fundamentos del tango canción.

Carlos Gardel, por su lado fue asimilando el mensaje de los payadores que se iban transformando en cantores criollos, de estilos y milongas. Fue moldeándose en la fragua de los Betinoti, Arturo de Nava, Pedro Garay.

  Y estos dos pilares se encuentran, confluyen para crear el tango canción; "Mi noche triste" es el acontecimiento trascendental que los une. Los versos de Contursi, sobre la melodía de Samuel Castriota, inauguran una nueva temática en las letras de tango. Ya no es la letrilla obscena de los primeros tiempos, ni los alardes cupleteros de los compadritos, aparece entonces la poesía, con los temas clásicos que muestran al hombre contando sus penas de amor. Nace así el tango canción de la mano de Contursi y de la voz de Gardel. Es la música que representa a la ciudad nueva, la que dejó de ser la "Gran Aldea", a la ciudad gringa, que expresa al nuevo habitante, al inmigrante y a sus hijos y también al antiguo, ya integrados al quehacer nacional.

Autores: Alejandro Molinari-Roberto Martínez-Natalio Etchegaray

Recomendados
Libros Recomendados
Foro Argentino
de Cultura Urbana
ECU
SITIO
Inicio
Quienes Somos
Novedades
Contacto
EDUCACION
Capacitación Docente
Editorial
Seminarios
Facurbana TV
COMUNIDAD
Facebook
Twitter